Las toallas higiénicas desechables comerciales son muy utilizadas y responden a una necesidad real de quienes prefieren no usar protección interna. Pero, ¿alguna vez te has preguntado de qué están hechas? Aquí te lo contamos todo.

Historia de las Toallas Higiénicas

historia de toallas higiénicas para la menstruación

La primera toalla 'higiénica' fue lanzada en 1897 por Johnson & Johnson en EE. UU., bajo el nombre "Toallas sanitarias para damas". Sin embargo, no tuvo mucho éxito inicialmente porque las mujeres se sentían incómodas pidiéndolas por su nombre en las tiendas, lo que complicaba su marketing y ventas. Fue tal la incomodidad que, en la década de 1920, la compañía distribuyó cupones que permitían solicitar el producto sin decir una palabra.

Aunque no se dispone de información detallada sobre la composición de estas primeras toallas, es probable que estuvieran hechas de algodón. Hoy en día, Johnson & Johnson sigue siendo un actor importante en el campo de la protección periódica, ya que posee marcas como Vania y Nett.

Después de la Primera Guerra Mundial, las toallas se comenzaron a producir industrialmente. La Compañía Internacional de Cello-Cotton inventó el Cellu-cotton, un material muy absorbente inicialmente creado para aplicaciones médicas, como vendajes.

primera guerra mundial, gestión menstrual, menstruacion

Las enfermeras descubrieron que era tan absorbente que comenzaron a usarlo para absorber su flujo menstrual. Posteriormente, la compañía (hoy conocida como Kimberly-Clark) comercializó una toalla de Cellu-Cotton bajo la marca Kotex, que aún existe.

En 1946, la International Cello-Cotton Company encargó una película publicitaria y educativa a Walt Disney titulada "The Story of Menstruation", que se proyectó masivamente en las escuelas estadounidenses hasta la década de 1960. Fue la primera película en la que se pronunció la palabra "vagina".

Durante los años siguientes, se produjo un cambio en la composición de las toallas, pasando del rayón a los derivados petroquímicos cuando Procter & Gamble (que también posee los pañales Pampers y los tampones Tampax) lanzó las toallas sanitarias Always en 1983. En los años 90, la marca Vania intentó trabajar con un absorbente natural llamado sphagnum, que puede absorber 30 veces su peso en líquido, pero esta gama no tuvo el éxito esperado.

Tal vez pueda interesarte: 5 Datos Que Toda Persona Con Vagina Debería Conocer

¿De Qué Están Hechas Las Toallas Higiénicas Hoy en Día?

capas, gestión menstrual, toallas higiénicas

Las toallas sanitarias desechables tradicionales están compuestas por un núcleo de gel absorbente encerrado entre dos películas de plástico. Aquí te explicamos sus componentes principales:

Velo Superior

Esta capa, en contacto con la piel y las mucosas externas, está hecha de plástico (específicamente poliolefina, según Always). A veces, esta capa superior incluye tratamientos adicionales, aunque la composición exacta no siempre está disponible.

Parte Inferior

La base de la toalla también está hecha de un derivado petroquímico, proporcionando una barrera impermeable para evitar filtraciones.

Gel Superabsorbente 

El núcleo de la toalla contiene cristales de poliacrilato de sodio, un polímero absorbente que se convierte en gel al contacto con la humedad y puede absorber hasta 800 veces su peso en agua. Aunque este gel no suele estar en contacto directo con la piel, es conocido por ser irritante.

Control de Olores

Para manejar los olores que se desprenden cuando la sangre entra en contacto con el aire, algunas marcas utilizan tecnologías de neutralización de olores o fragancias sintéticas. Aunque estos aditivos están regulados y aprobados para el contacto con las mucosas, pueden causar alergias en algunas personas.

La Alternativa Ética y Ecológica: Panties Menstruales

panties menstruales, calzones menstruales

Si estás buscando una opción más sostenible y amigable con el medio ambiente y con tu piel íntima, los panties menstruales son una excelente alternativa. Estos productos no solo son reutilizables, lo que reduce significativamente el desperdicio, sino que también están diseñados para ser cómodos y eficaces durante el ciclo menstrual. Usar panties menstruales te permite reducir tu dependencia de productos desechables como tampones y toallas sanitarias, que generan una gran cantidad de residuos plásticos y químicos. Además, muchas marcas de panties menstruales se comprometen a prácticas de fabricación sostenibles y éticas, asegurando que cada producto beneficie tanto a las personas como al planeta.

Conclusión

Adoptar una moda ética implica hacer elecciones conscientes que beneficien tanto al planeta como a las personas. Ya sea comprando ropa nueva de manera responsable, eligiendo prendas de segunda mano o apoyando el comercio justo, cada pequeño paso cuenta. ¿Estás listo para transformar tu forma de consumir moda? ¡Hagamos que cada compra cuente!

calzone menstruales, mexico, leon

¡Compra ya y únete a la moda sostenible!

Empieza tu camino hacia una moda ética con los panties menstruales de Luna Roja. Aprovecha sus descuentos: 10% de descuento por la compra de 3 panties y 15% de descuento por la compra de 5 panties. Además, disfruta de envío gratis y una bolsa impermeable de regalo. 

 Estos artículos también te pueden interesar: 

Leave a comment

Red Moon Girls Review
Red Moon Girls Review
They're cool, I really liked them a lot. And they are very pretty. I want to buy another model to see how it goes.
— Claudia Mora
Red Moon Girls Review
I loved. It is super comfortable, I loved the material, it exceeded the expectations I had, I was a little afraid of using it and having accidents, however it worked super well for me!
— Vanessa Valencia
Red Moon Girls Review
It is very soft and comfortable. I don't know what happens even a little bit
— Angie Alvarez